5 errores que debes evitar con el vino en verano

Ha llegado el verano, y servir el vino en su punto se nos hace cada vez más difícil. Hoy os traigo una forma de evitar ciertos errores que solemos cometer con el vino en verano.

5 errores que no debes cometer con el vino en verano

El vino forma parte de nuestras mesas cuando estamos con nuestros seres queridos y es que la calidad del vino que tomamos el día a día baja debido a una serie de fallos que se destacan a continuación:

✔️ Guardar la botella de vino en la nevera durante mucho tiempo: el exceso de frío provoca la precipitación de ciertos componentes del vino que mantienen su pH centrado y por tanto a la hora de servirlo este tiene un sabor más ácido. Debemos meterlo en el frigorífico durante una hora y posteriormente lo dejamos media hora fuera a temperatura ambiente antes de servirlo.

✔️ Tumbar la botella de vino empezada: en el corcho comienzan a crecer hongos y bacterias y por tanto el sabor de nuestro vino se vuelve más avinagrado.

✔️ Tomar vino a altas temperaturas: para poder disfrutar de un vino fresco en pleno verano debemos hacer uso de la cubitera.

✔️ Guardarlo en sitios con altas temperaturas: las altas temperaturas desencadenan la proliferación de hongos y microorganismos en nuestros vinos.

✔️ Llenar mucho la copa: para poder disfrutar del intenso sabor y aroma de un buen vino en pleno verano no debemos llenar la copa, ya que lo exponemos a una temperatura más alta que induce el crecimiento de los microorganismos.

Viveros Lagunilla, Viveros de vid en Navarra

Estos son los errores más comunes que solemos cometer con el vino en verano, y es que para poder disfrutar de un delicioso y fresco vino tan solo se deben seguir estos consejos de Viveros Lagunilla, una empresa familiar cuyo objetivo es producir y comercializar injertos de uva para una posterior plantación.

Sin comentarios

Añadir un comentario