Cuidados del viñedo en invierno

Cuidar los viñedos en invierno implica una serie de actuaciones sobre las vides que te garantizarán el éxito de la cosecha. La hibernación de las plantas permite esas labores imprescindibles.

como cuidar viñedos en invierno

Cómo cuidar los viñedos en invierno

✔️ La importancia de la poda. Al entrar el invierno, la cepa entra en un periodo de inactividad. La savia deja de fluir y es el mejor momento para que la podes. Es una labor imprescindible si quieres incrementar la calidad de la producción de la cepa. Elige un día sin lluvias y soleado para llevarla a cabo, que no haya heladas, y tampoco te excedas cortando.

✔️ Abonos y fertilizantes. Tras la poda, tal vez sea necesario que enriquezcas con nutrientes el terreno. Este aporte suele realizarse en febrero para facilitar que las lluvias propias de la época lo filtren mejor en la tierra. Los nutrientes más importantes que necesitan los viñedos los constituyen el potasio, el calcio, el magnesio, el manganeso y el boro. Todos ellos determinan de una u otra forma las cualidades organolépticas del vino que obtengas.

✔️ Control de las malas hierbas. Si entendemos el concepto de malas hierbas como aquellas que crecen sin que las hayas sembrado, debemos decirte que no todas son perjudiciales para tu viñedo. De hecho, muchos profesionales del sector mantienen una cubierta vegetal porque encuentran más ventajas que inconvenientes. Sin embargo, si entendemos como mala hierba aquella que perjudica a tus cepas, debes mantener a raya aquellas que crecen especialmente bajo las cepas que compiten con ellas consumiendo nutrientes, espacio y agua. Las más frecuentes son: Aster squamatus, Conyza bonariensis, Cynodon dactylon y Kochia scoparia.

Los secretos de un buen vino

La calidad de las cepas y cuidar los viñedos en invierno de la forma correcta son las garantías para la obtención de un buen producto. En Viveros Lagunilla te facilitamos las primeras y te asesoramos en sus cuidados.

Sin comentarios

Añadir un comentario