Enfermedades de la vid

Hoy en día, nos enfrentamos a muchas enfermedades de la vid. En la mayoría de los casos, se pueden prevenir llevando a cabo una actuación previa.

Por qué utilizar injertos para plantar vid

Las enfermedades más comunes son el oídio de la parra, el mildiu de la vid, la podredumbre de las raíces, podredumbre gris, excoriosis de la parra, la antracnosis de la vid y la roya de la vid. Tras dar a conocer las diferentes enfermedades que puede tener la vid, vamos a hablar del mildiu de la vid.

Enfermedades más comunes en la vid

mildiu de la vid: enfermedades de la vidMildiu de la vid

El mildiu de la vid es una de las enfermedades más graves y difíciles de resolver. Aparece en climas con humedad elevada y temperaturas cálidas.

Esta afección puede dar problemas en las hojas, ya que pueden aparecer manchas sobre el haz. También, en los tallos produce una necrosis y desecación parcial o total de estos. Y, por último, los racimos se curvan paulatinamente hasta que se secan parcial o totalmente.

Entre los meses de abril y agosto, el periodo de floración es más sensible al ataque del hongo. Es posible que esta enfermedad provoque pérdidas de hasta un 50 % o más en tu cosecha. Por este motivo, te recomendamos que tomes medidas para evitar todas estas pérdidas.

Para evitar estos inconvenientes, hay que realizar un rastreo de las esporas en la época de invierno. Tenemos que estar vigilando los primeros síntomas de infecciones para evitar problemas mayores.

Yesca de la vid

Provocada por diversas especies de hongos, las cuales penetran en la planta a través de una herida de la poda y se extienden rápidamente. Su devastador ataque se centra en el sistema vascular y, mediante un proceso de evapotranspiración, la secan por completo en pocos días. No tiene cura.

Los síntomas más frecuentes son:

✔️Desecaciones y decoloraciones repentinas en las hojas o los racimos.

✔️Pérdida progresiva del vigor de la planta.

✔️Podredumbre de la madera.

En España, al ser un país de clima cálido, es muy habitual. Por ello, es imprescindible que tomes las precauciones necesarias para prevenirla, ya que podrías perder la cosecha.

4 Consejos Sobre Viticultura

Excoriosis de la vid

Muy frecuente en la zona norte, pues las abundantes lluvias favorecen la aparición del Phomopsis viticola, un hongo xilófago que germina en el agua. Afecta al sarmiento, brazos y tronco de la planta. Una vez infectada, debes ser precavido con la siembra del siguiente año y quemar los restos.

Los síntomas más destacados son:

✔️Aparición de puntos negros en el soporte sano de los brotes.

✔️Hojas con decoloraciones oscuras circulares.

✔️Necrosis.

✔️Desecamiento del racimo.

Polilla de racimo

Es una grave plaga presente en toda la Península. Los daños se producen desde las larvas, por lo que es imprescindible que prestes atención a sus ciclos para acabar con ellas eficazmente. De lo contrario, afectarán a las uvas, destruyéndolas por dentro.

Compra plantas certificadas y evita problema futuros

En Viveros Lagunilla te asesoramos de manera personalizada antes de comprar plantas de vid y durante el crecimiento de la planta. Tomamos las precauciones necesarias cada temporada para garantizar su salud ¡Resolveremos juntos cualquier duda que te surja y te daremos toda la información que necesites en cada momentos! Con Viveros Lagunilla, podrás ponerles freno a los inconvenientes que pueden surgir en la vid.

¡Pide presupuesto sin compromiso!

Sin comentarios

Añadir un comentario