Vamos a plantar nuestra primera viña y nos sobra ilusión, pero nos falta conocimientos de viticultura.

Aqui tenemos una serie de sugerencias, que en un momento de duda o desconocimiento, nos pueden ayudar.

No es recomendable que las viñas estén cerca de las arboledas. No mas cerca de 40 m. por el espacio necesario para el desarrollo de las raices de unos y otras.

Sabemos donde plantaremos la futura viña, pero no sabemos que variedad poner. Debemos de tener en cuenta varios factores para que nuestra viña sea la viña perfecta, que es lo que todos los viticultores aspiramos tener. Vamos a hacer una fuerte inversión y queremos que nos salga bien.

Lo mas aconsejable es analizar primero el suelo, para asegurarnos de que ese terreno está sano y no vayamos a tener problemas de distintos virus o nemátodos, cuando desarrolle la planta de vid. Es mejor prevenir que curar. Este análisis, se puede hacer llevando tierra a laboratorios particulares o a laboratorios del gobierno .Si no hacemos este analisis antes de la plantación y nos sale mal el desarrollo de lo plantado, nunca sabremos si el fallo está en la tierra o en la planta que hemos adquirido. Será solo responsabilidad nuestra y para depurar responsabilidades tendremos que encargar ese estudio que antes no hicimos.

En estos centros nos dirán que variedades de portainjertos podemos poner, según las características del suelo y según lo permitido en las distintas denominaciones de origen. Asi mismo es bueno saber que en terrenos muy soleados, las variedades tardías son las que mejor funcionan. Se compensa el desarrollo tardío de la planta con el microclima de esa finca,que en este caso es con abundante sol y acelera el desarrollo de la cepa. Así mismo, en terrenos no muy soleados en aconsejable plantar variedades tempranas. Los viñedos desarrollan también muy bien en terrenos algo pedregosos, facilitando el drenaje de la finca.

Si se va a plantar rapidamente viña tras viña, es recomendable utilizar productos nematicidas (que destruyan los nemátodos, propagadores de virosis de la vid) antes de la replantación.

Una vez que sabemos dónde vamos a plantar nuestra viña y que variedad vamos a poner, debemos de darle una buena labor a la tierra, para que la joven planta tenga un desarrollo favorable en la profundidad de sus raices.

Por fin vamos a plantar los injertos elegidos en nuestra finca. Nuestra primera duda va a ser que marco de plantación le impondremos a nuestra finca. Depende de la producción que queramos tener, asi como del tipo de vino.Aqui tenemos una tabla de marcos de plantación como guía.