Pies de viña Berbinzana

Desde los orígenes de nuestra empresa, nuestros procesos de cultivo de la planta de injerto de vid han seguido una misma línea de cuidados y dedicación. Todo lo que implica los pies de viña Berbinzana, recoge un completo proceso en el que intervienen dos partes esenciales. Hablamos del pie y la puga. Es a través de esta última mediante la cuál en Viveros Lagunilla logramos obtener nuestra amplia lista de variedades de uva.

Antiguamente este proceso solo constaba de un elemento, pero con motivo de la preocupante aparición de la plaga conocida como la filoxera. Esta estaba generada por un insecto que hizo su primera aparición en Estados Unidos y a través de la importaciones de vides americanas, la plaga alcanzó Europa a finales del siglo XIX.

Las consecuencias en el sector de la vid fueron tales que obligó a idear un nuevo proceso de trabajo. De esa manera surgieron los pies de viña Berbinzana llamados americanas, un proceso que asegura con todas las garantías la protección a la plaga, al insecto. Es ahí donde reside la importancia de la estaca, puesto que protege contra enfermedades.

En Viveros Lagunilla, llevamos años trabajando concretamente en el ámbito de los injertos. Entre los tipos de pies de viña que ofertamos podemos encontrar SO4, Rister 110, P 1103, Ruggieri y 41b. El uso de cada uno de estos tipos depende del tipo de suelo en el que queramos cultivar los injertos, ya sea un terreno arenoso, con sal, etc.